Moneda en el Aire

 

Por Jeanette Leyva

¿La 4T abre la puerta a ciberataques?

 

La falta de protocolos y herramientas tecnológicas para fortalecer la ciberseguridad en la infraestructura crítica de un país, puede cambiar sin duda el destino de los gobiernos y de las empresas y llevarlas directo al caos.

 

México sin duda se encuentra expuesto a riesgos y amenazas en toda su infraestructura crítica por cibercriminales, y hoy la gran duda entre los especialistas en ciberseguridad es si se podrá hacer frente a un ataque masivo en caso de presentarse en algún organismo de gobierno, esto tras las señales enviadas por la nueva administración de reducir presupuestos en todo, incluido en la paquetería que se opera actualmente o en los antivirus con que cuentan, ya que de no renovarse licencias, como todo indica que puede pasar, podría ser la puerta de entrada para un colapso en diferentes áreas.

 

Tras la crisis del IMSS por la renuncia de Germán Martínez, que se quejaba de la falta de liberación de recursos para la operación del instituto, y si bien es uno de los que ha invertido en la adopción de nuevas tecnologías para proteger la información tan delicada que manejan, incluso tienen una aplicación que fue desarrollada en conjunto con una empresa privada para citas y cambiar de clínica con un clic, imagine nada más que se deje de priorizar la ciberprotección a los archivos de medicina, o de los expedientes clínicos o roles de cirugías que ahí se realizan, que son miles diariamente, el caos que se puede generar e incluso en el extremo con la pérdida de vidas por ello. Sólo hay que recordar que con el wannacry en Reino Unido el sistema de salud tuvo que dejar de operar un par de días ante el efecto negativo del malware, hoy en un mundo en donde los virus maliciosos están a la orden del día, el miedo entre los especialistas de ciberseguridad se ha incrementado, ya que los recortes presupuestales pueden significar un problema mayor al ser blancos de más ataques por ciberdelincuentes.

 

De visita en México, el representante de la Interpol, especializado en esos temas de crimen tecnológico, considera que en el mundo del cibercrimen la policía no puede sola, se necesitan que las ONGs, sector privado y cada persona se una para combatir y evitar al mismo tiempo ser víctima de estos ciberdelincuentes, ya que la policía del futuro hoy es el sector privado, porque muchas veces son las empresas de ciberserguridad las primeras en enterarse y actuar, ya los bancos, por ejemplo, tienen su propia plataforma de alertas ante ataques.

 

Autoridades de todo el mundo y empresas de ciberseguridad coinciden en que se debe fortalecer aún más el trabajo entre gobierno y empresas, ya que hay cada vez más malware en circulación combinado con crimen organizado y ciberdelincuentes atacando.

 

Por ello el destino de un gobierno como el que hoy se tiene enfocado en la austeridad podría ser crítico si recibe un ciberataque en dependencias clave, ya que la gran pregunta es si hoy están preparados para hacerle frente, ¿ustedes que dicen?

 

Y en el otro lado de la moneda, tras la renuncia del director del IMSS en donde se queja de la dureza de la actuación de la Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda, Raquel Buenrostro, no hay que olvidar que ha ordenado varias investigaciones, entre ellas como les dijimos, la de los contratos otorgados a las aseguradoras en el sexenio pasado, si se sigue esa mano dura, no dudemos que algo sacarán. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

 

 Twitter: @JLeyvaReus

(La columna Moneda en el Aire se publica los martes y jueves en el periódico El Financiero. Se reproduce con la autorización de la autora).