Romina Román

¿Adiós al Grado de Inversión?

 

Los empresarios mexicanos se empezaron a blindar ante la inminente disminución en la calificación soberana de México, en por lo menos una de las tres calificadoras que en 2002 otorgaron el Grado de Inversión.

 

Para los hombres del dinero y los directores de grandes consorcios no será una sorpresa la baja en la evaluación; desde hace meses ya lo descontaron y por ello no es casualidad el castigo que recibe la deuda mexicana por ese aumento en el riesgo, el que se ubica por encima de países que no cuentan con un grado de inversión.

 

Ante ello, el reto inmediato para el presidente López Obrador es enviar señales positivas y de un manejo responsable de las finanzas, junto con el cumplimiento del estado de derecho.

 

De no hacerlo, además de una baja en la calificación, el gobierno sí estaría en riesgo de perder el Grado de Inversión, lo que generaría un shock financiero que se acompañará con un grave impacto para la economía, ya que se forzaría a los inversionistas extranjeros a deshacerse de papeles por más de 100 mil millones de dólares denominados en pesos y en dólares.

 

Hace 17 años, las agencias Standard & Poor´s y Fitch otorgaron el "Grado de Inversión" a la deuda soberana de México. En ese entonces, las valuadoras destacaron la fortaleza de la política y el desempeño macroeconómico, así como la disciplina fiscal del gobierno mexicano.

 

Sin embargo, en los últimos dos meses las cosas dieron un giro y los empresarios tienen absoluta certeza de que las agencias internacionales bajarán la calificación, debido a que hay un deterioro acelerado de la economía y malas señales en cuanto al cumplimiento de las leyes, es decir, hay un endeble estado de derecho que no genera certidumbre a la inversión.

 

¿Favorecen a familiares en la CDMX?

 

Pues resulta que podría gestarse en el gobierno de la Ciudad de México un conflicto de intereses en el que presuntamente están involucrados cercanos colaboradores de Claudia Sheinbaum.

 

Nos cuentan que personal de su mayor confianza estaría beneficiando a sus familiares con una serie de contratos. Todo parece indicar que la 4 Transformación no está barriendo de arriba hacia abajo.

 

Nos dicen que incluso, la Secretaría de la Contraloría General, a cargo de Juan Serrano Mendoza, ya podría seguir una serie de pistas, luego de revisar las adquisiciones en materia de limpieza que se llevaron a cabo desde los sistemas de transporte capitalinos.

 

Uno de los procesos que llamó la atención fue nada menos que por 140 millones de pesos, que el Metro capitalino por adjudicación directa a Tecno Limpieza Ecotec.

 

Pero eso no es todo, en Transportes Eléctricos de la CDMX tampoco se quedaron atrás, pues de enero a junio podrían gastar hasta 9 millones de pesos en el aseo de sus instalaciones, servicio del que se encarga Grupo Profesional de Servicios U4.

 

Así las cosas...

Twitter: @rominarr